domingo, 4 de enero de 2009

ERIKA LUST - ( UN LUJO DE CHARO MORA)

La directora de cine porno Erika Lust presenta una guía
para mujeres
CHARO MORA

BARCELONA.- No hace ni una década que los nombres femeninos en el cine porno han saltado
del staff de actores al de la dirección. Las mujeres que se han atrevido a lidiar con ese Miura históricamente masculino son todavía pocas, pero con su perspectiva han conseguido una verdadera revolución, desde la estética cuidada de los filmes a la importancia que dan
al argumento. Erika Lust, uno de los nombres propios de esta todavía escasa lista, dirige su atención al público femenino (para ellas ha realizado tres filmes
que le han valido premios nacionales e internacionales y una productora que edita también revistas).
Su último trabajo es la guía 'Porno para mujeres', que presenta
hoy en Barcelona, editada por Melusina.

Pensado para mujeres, es un trabajo lleno de referencias históricas, de cultura cinematográfica y
sugerentes imágenes tratadas con un lenguaje gráfico tan atractivo como contemporáneo. Y es que, según palabras de la directora de origen sueco y afincada en
Barcelona, "las mujeres somos visuales".
Licenciada en ciencias políticas y especializada en feminismo, el perfil de Erika se escapa tanto a los productores de porno convencional como a ciertas facciones del
feminismo, porque ser mujer, culta, inteligente y sexualmente libre y consciente todavía sigue resultando molesto. De estas y otras cuestiones habla yodona.com
con Erika.

La guía está dirigida a mujeres que les gusta el porno pero que aún no lo saben.
No les gusta, ¿porque no lo conocen?, ¿porque no se conocen?

ERIKA LUST Sobre todo, porque no saben casi nada de porno, la mayor parte o no ha visto nada o sólo un trozo de película, y no le ha gustado pues no tiene nada que ver con ellas.

Acostumbra a ser terriblemente malo y centrando en el hombre, la mujer aparece como una herramienta para el placer de él. Por tanto, puede llegar a gustarles si simplemente el género empieza a interesarse por nosotras.

Dices que te dedicas al cine adulto para mujeres.
¿Por qué el cambio de término?

Cine para adultos le da un matiz más serio, porque porno tiene tantas connotaciones negativas que es difícil verlo como una palabra
neutral.
Remite a ideas como industria un poco sucia,
con algo feo, prohibido y oscuro, mientras que cuando
hablamos de cine para
adultos suena más serio.



􀂄 ¿Cómo decides y por qué dedicarte a esto?

El porno necesita mujeres como yo (risas), pero sobre
todo necesita mujeres.
En general el cine es un mundo en el que tendría que haber
más, tenemos que entrar como en otros ámbitos
profesionales, pues cuando eso sucede se nota.

􀂄 Pero ¿cómo empezó todo?
Básicamente, me decidí por el porno porque había visto
algo y no me gustaba. Así que filmé un corto que se
llamaba
'Ser o no ser una
buena chica'.
Partí de un clásico, la historia del pizzero que llega a casa tras una llamada e hice mi
versión.

􀂄 ¿Se puede hablar de porno para mujeres y para hombres? ¿Cuál es la diferencia?

La mujer está representada de una manera terrible,
nunca he visto a una en la que me sienta reflejada. Nos
presenta como personas de una sola dimensión, ni siquiera nos permite conocer a
los personajes.
En cambio, cuando vemos cine de otro tipo nos presentan a los
personajes y se nos invita a seguirlos en su viaje emocional. Lo mismo sucede en la literatura.
Para la mujer, el sexo está conectado con el cerebro, así que necesitamos estímulos cerebrales.

􀂄 ¿Qué aporta el porno a la cultura?

Es una cuestión de modelos. A la mujer se la cuestiona
siempre, el caso de Simone de Beauvoir y Sartre es un
ejemplo: ambos tuvieron
amantes y ella, además, decidió no tener hijos y
siempre se la cuestionó.
Ahora, por primera vez en la historia, tenemos la posibilidad de cambiar esta situación.
Las mujeres no hemos tenido derecho a la sexualidad, pues ha estado siempre vinculada a la
reproducción y al placer del hombre.
Tenemos que reivindicar el derecho al placer, de su control y su conocimiento.

􀂄 ¿Y al feminismo?

De alguna manera, siempre han sido compañeros de
viaje, pues trabajan con la idea de que la mujer puede
ser un ser sexual.
El feminismo y el porno pueden funcionar juntos, no son como agua y aceite.

􀂄 Hablas del porno como un vehículo para seguir desarrollando la revolución sexual. ¿Todavía queda mucho por hacer?

Puede llegar a ser una herramienta para la mujer en la revolución sexual, pues le puede inspirar mucho en encontrar el placer que está buscando.

􀂄 En tu libro comentas que "la información sexual te dará libertad de elección y libertad de hacer". ¿Es ese tu objetivo cuando realizas películas?

Sí, mi objetivo principal es hacer algo con lo que sentir placer y que pueda excitar, pero también mostrar a mujeres en poder de su propio placer.
Prefiero ver situaciones realistas, estoy harta
de mujeres que entran en casa y se encuentran a su
mejor amiga con su marido y
les parece estupendo y se unen a la fiesta como si
nada;
quiero ver a mujeres de verdad, con las que me
pueda identificar, que no sean colegialas, enfermeras, secretarias o adolescentes
cachondas y sumisas.

􀂄 A una neófita en el porno, ¿le recomendarías que
empezara por cine convencional o por cine del género
realizado por y para mujeres?

Depende de quién. Por eso en mi libro recomiendo
películas no sólo porno, sino cintas como 'El amante'.
Una buena manera de empezar
es viendo 'Cinco historias para ellas'.

15 Diciembre 2008
Porno para mujeres o cómo no se me había ocurrido antes

Hace unos días posteé un link con un video de presentación de libro Porno para mujeres. Hoy os quiero hablar de la presentación no virtual sinó real de este libro editado en Melusina.

Porno para mujeres o cómo no se me había ocurrido antes
Si nunca te habías hecho esa pregunta sepas que, en el libro de la directora de cine Erika Lust, está implícita.
Y que en su lectura, sumada a la presentación que se hizo en la cafetería Salambó de
Barcelona, están explícitas varias respuestas.

Si no había sucedido antes es porque escribir, dirigir o protagonizar, si quiera, plantearse, una pornografía de y para mujeres era tontería.
¿Para qué, si a las mujeres NO nos gustaba y/o excitaba “ver esas cosas”?

Al filo de una anécdota personal Ana S. Pareja, editora de Melusina; rompía lanza afirmando que sí, que a ella, a otras, a varias les gustaba ver una peli porno sí, y
sólo sí, era una buena peli.
La entusiasmada y
entusiasmadora artífice del libro, Erika Lust,
agradecía la oportunidad de publicar una guía del país del porno femenino.
Se sacudía la cabellera y el sanbenito negativo de directora de porno feminista y,
entre sonrisa y risa contagiosas, aportaba argumentos clave: el negocio del cine porno, dominado por hombres, se dirigía a hombres y rodaba lo que satisfacía la
mayor parte de hombres.
Punto.
Entonces, la llegada de la mujer como consumidora del género ha de cambiar las cosas. Algo así, explicaba Erika, como la llegada de mujeres a la medicina propició que se investiguen más y
mejor patologías propias del cuerpo femenino.

Broche de ébano con la reconocida porno actriz Dunia Montenegro que recordó, con gusto profesional y personal, su experiencia como protagonista de Cinco historias para ellas el más conocido film de la Lust.

Directora y dirigida coincidían en lo poco identificadas que se sienten la mayoría de mujeres con
el porno convencional y sus supermacizas de tacón imposible y cabelleras Pantene, siempre con un
consolador king #size en el bolso.

Allí estuvieron, pues, Lust, Montenegro, Pareja, también el marido de Erika, Pablo Dobner, el director de Primera Línea Guillermo Hernáiz… hombres y mujeres,
hablando de porno para mujeres; ellas sin más sonrojo
que el provocado por la calefacción alta o la copilla de vino.
¿Qué pensaban ellos mientras? No sé, yo dos cosas: ¡qué libro tan bien editado! y ¿por qué no se
nos había ocurrido antes?

Cinco historias para ellas, la peli de Erika Lust de la que os podéis informar en su web Lust Films.

REPORTAJE: SEXO
PORNO POR Y PARA ELLAS
BEATRIZ SANZ 19/12/2008

Hablamos con Erika Lust, directora de cine pornográfico
dirigido a mujeres y autora de una guía para encontrar
el camino femenino en un mundo hasta ahora masculino
.

"Las mujeres van a la cama con zapatos de tacón. A las
mujeres jóvenes y guapas les encanta tener sexo con hombres de mediana edad, gordos y feos.
Una mamada siempre sirve para anular una multa de tráfico o para
pagar lo que sea".
Éstos son algunos de los temas que Erika Lust desgrana en el apartado El porno poco
realista y predecible que hacen los hombres en su didáctico y divertido libro Porno para mujeres,
recientemente editado por Melusina.

Erika Lust también es directora de cine porno. ¿Y qué
hace una politóloga nórdica dirigiendo cine X en
Barcelona? "A mí me pasó como a la mayoría de las
mujeres: cuando vi porno por primera vez, no fue amor a
primera vista, ni mucho menos. Evidentemente, había
algo en las imágenes que me excitaba pero también
muchas cosas que me molestaban.
No me sentía identificada en esas películas: ni mi estilo de vida,
ni mis valores, ni mi sexualidad aparecían por ninguna
parte".
Como guinda pone el ejemplo que a tantas
mujeres nos ha dejado pasmadas al ver una peli del
género: la chica que entra en la habitación y descubre
a su chico con su mejor amiga y, en lugar de enfadarse,
se une a la fiesta
.
Así, Erika, que trabajaba en cine y publicidad, decidió que el porno que existía era de
hombres para hombres y que la solución era hacer ella
misma un producto que a ella y a sus amigas les
gustaría ver.
"Lo de acabar en Barcelona fue algo
planeado, siempre me gustó la ciudad y en 2000 decidí mudarme aquí y dejar de congelarme en mi Suecia natal".

Y, arriesgando mucho, se estaba metiendo en un terreno dominado por los hombres ("Los productores y directores
se sienten amenazados cuando digo que hago cine adulto
femenino y feminista.
Lo primero que hacen es indignarse y decir que el cine X que ellos hacen es
suficiente y agradable también para los ojos de una mujer. Que yo no aporto nada nuevo, que más bien el subgénero que propongo es un paso hacia atrás en la
busca de la igualdad entre hombres y mujeres"), montó
con su socio y compañero, Pablo Dobner, Lust

Films.
"Fue arriesgado y hoy estamos muy contentos. Lo
logré con un pequeño capital inicial.
Y hoy la empresa
no sólo produce cine para adultas, sino que hacemos una
amplia variedad de productos audiovisuales y
editoriales alrededor del nuevo erotismo: producimos la
primera revista gratuita de sexualidad y salud de
España para la empresa La Maleta Roja
, hacemos
contenidos para Internet y móviles, o producimos
cuentos eróticos en audio para un importante fabricante
de juguetes eróticos sueco
. Es una empresa muy
versátil, joven e innovadora que hace contenidos para
adultos inteligentes, modernos e informados".

Cuando crearon la productora rodaron The good girl, un
corto que englobaba su filosofía: guión elaborado, buen
estilismo, sexo rodado de manera humana y no con planos
médicos, música atractiva, fotografía elegante...
"El resultado fue más de un millón de descargas desde la
página www.lustfilms.com,
excelentes críticas, premios
y el lanzamiento de Lust Films como empresa".
Después llegarían Cinco historias para ellas, cinco cortos
titulados: Nadia y las mujeres, Casados con hijos,
Jodetecarlos.com, Ser o no ser una chica buena y Te
quiero, te odio
.
"Siempre que producimos pensamos que la gente no quiere ver una peli porno de dos horas,
sino pequeñas piezas que tengan una duración que se relacione con el tiempo de excitación y orgasmo.
Son historias de ficción donde la cámara no se apaga cuando
empieza el sexo, así me gusta definirlas".
Su último trabajo, Barcelona ex project, es una especie de
documental realista sobre seis personajes y sus
masturbaciones, "un género muy denostado en el
entretenimiento para adultos, lo cual es una tontería,
porque la masturbación es el sexo más habitual"
.
Se pueden ver los tráileres en cincohistorias.com y
barcelonasexproject.com.
Y, ahora un libro, un manual para tener nociones
básicas sobre el porno en general y el dirigido a
mujeres en particular.
"La idea del libro empezó a rondarme la cabeza porque me resultaba difícil
concretar en entrevistas cómo es mi filosofía y lo que
he ido aprendiendo estos últimos años, así que decidí ponerme manos a la obra y recopilar todas mis reflexiones y recomendaciones en un libro".
Porno para mujeres está dirigido a quienes quieren entender y
aprender a disfrutar del cine X, pero también a quienes
les gusta y todavía no lo saben.
¿Cómo se come eso? "Hay mucha gente, sobre todo mujeres, que dicen
que no les gusta el porno pero nunca o casi nunca lo
han visto.
Yo quiero contarles que no todo el porno es agresivo hacia las mujeres, que el 99% del que hay es machista y nos ofende, pero en todo ese océano de
películas (se lanzan unos 14.000 títulos al año) hay películas interesantes, y a veces es tan sencillo como remontarse a los años setenta y mirar pelis como Detrás
de la puerta verde. ¡Entonces eran más creativos!".

Tras leer el libro voy a iniciarme en el visionado del porno.
Le pido a Erika tres títulos: "Yo te recomiendo
Cinco historias para ellas, ¡sin duda! También
Pink prison, de Innocent Pictures, una productora porno
fundada por Lars von Trier en Dinamarca. Y, finalmente,

Afrodita superstar, de Venus Hottentot.
Y ella, ¿lo toma sólo o con leche?
"Yo ahora lo veo con ojos profesionales, se ha perdido la magia un poco de ver
para excitarme:
¡Sólo veo detalles de producción! ¡Qué
pena!". El año que viene va a rodar une película que se va a titular Six female voices (Seis voces femeninas) y
también prepara otro libro. Y todavía le queda tiempo
para su interesante blog en www.erikalust.com. ?

10 Diciembre 2008
SOLO PARA HOMBRES: LAS COSAS QUE UNA MUJER NO DEBE
SABER
( 1)

Después de algún tiempo en una relación, las mujeres comienzan a preguntarse cuánto saben acerca de sus hombres en realidad.
Aparentemente —suelen pensar— conocer todos los pequeños detalles de la otra persona
hace que una relación sea más próxima y fuerte.
No obstante, la mayoría de los hombres identifican
acertadamente este instinto con el nombre de “fisgoneo”.

Existen ciertas cosas que una mujer no tiene por qué
saber necesariamente: desde luego, el hecho de tener un
marido roba bancos podría hacerse evidente de un
momento a otro, pero hay algunos otros pequeños
aspectos que bien pueden ser barridos bajo la alfombra.

Y para que la pareja conserve un estado de salud mental óptimo, es mejor que ella también opte por cerrar su boca en cuanto a algunos temas.

Cabe aclarar que no estamos haciendo apología de la mentira, sino que simplemente a veces es mejor pasar por alto ciertas cosas, minimizar ciertos acontecimientos, o distraer su atención con algo brillante —cualquier cosa para mantener la información
sensible guardada en un lugar seguro—.
No obstante, con frecuencia, simplemente se trata de mantener la boca cerrada en aquellos estúpidos momentos de regurgitación de verborrea.

A continuación, una lista con las cosas que ella no necesita saber, para que sepas cuándo mantener tu bocota cerrada y que hacer que tu relación navegue
siempre por mares de aguas calmas.

Tuviste algo con una camarera hot
Hay algo en el interior de cada hombre que aflora cada tanto y que le hace alardear sobre ciertos hechos.
Simplemente recuerda los días de tu infancia, cuando presumías de haber sido el que más goles habías anotado, o cuando te paseabas contento mostrando a todos tu nueva bicicleta —la mejor del vecindario—.
Hay que reconocerlo: es una costumbre que los hombres llevamos desde chicos y no podemos dejar.

En consecuencia, desde aquella vez que conseguiste acostarte con la camarera hot más bonita que hayas visto, debes morderte la boca para no contarlo y
permitir que todo el mundo conozca los detalles de ese maravilloso encuentro.
Sin embargo, si estás con tu mujer, deberás aprender a silenciar esa parte de tu
ser, ya que hay cosas que ella no tiene por qué saber, y ésta es definitivamente una de ellas.

Concretamente, es adecuado evitar cualquier detalle con relación a cualquier mujer con la que hayas estado.

Podrías pensar que tienes una buena razón para hacerlo — tu mujer podría haber ofendido sin intención tu masculinidad o haber hecho referencia a uno de sus
antiguos amoríos—, pero lo mejor es dejarlo pasar.

Hablar de todas las mujeres que han tenido la dicha de pasar tiempo en tu compañía únicamente producirá resentimiento y llevará a otras comparaciones a modo de represalia.

Has vivido con tus padres hasta hace poco tiempo
OK, a veces las cosas no salen según lo planeado y terminas volviendo al nido o nunca llegas a
abandonarlo.
Existen muchas razones válidas para que una persona deba regresar a casa de sus padres por un rato —puede haberse separado, puede estar en bancarrota, o su propia casa puede haber ardido bajo llamas voraces e implacables—. ¿Nadie pensará mal de un hombre que ha regresado a la casa de sus padres por
alguna de estas razones, verdad?

¡Mentira! Vivir en casa de tus padres más allá de los 25 años de edad difícilmente proyecte la imagen de un hombre fuerte e independiente. En primer lugar,
mientras estés allí, no deberías andar noviando.
Una noche de revolcones en su departamento está bien, pero
nada a largo plazo. Espera a haber salido de tu nido paterno y a tener tu propio espacio.

Una vez que estés saliendo con alguien, mencionar el hecho de que has vivido con tus padres hasta hace dos semanas no es algo que ella deba saber necesariamente.
Así, ella descubrirá que, para ti, vivir con tus padres es siempre una posibilidad, lo que la llevará a hacer una de dos cosas: librarse del perdedor (en esta caso
tú, lamentablemente) o comenzar a dominar al nene de
mamá.
Desde luego, ninguna de las dos es una buena opción.

11 Diciembre 2008
SOLO PARA HOMBRES: LAS COSAS QUE UNA MUJER NO DEBE
SABER
( 2)

Las cosas malas que tus amigos son capaces de hacer
Todos los amigos suelen hacer cosas malas.
Maldición, a veces incluso nos unimos a ellos en sus travesuras.
La amistad entre amigos solteros transcurre entre largas
noches de alcohol, parranda, y flirteo
.
Las mujeres lo saben, y no es algo que les caiga en gracia.

Mantén tu boca cerrada de modo que no vociferes ninguna de las travesuras que tus amigos acostumbran hacer.

Incluso cuando ella pareciera disfrutar de las historias, en realidad no lo estará haciendo, y
definitivamente ésta es una de las cosas que no tiene por qué saber.
En realidad, tu mujer no tiene por qué sentirse feliz al escuchar que Walter, tu mejor amigo, no puede dejar de gastar dinero en prostitutas; o que
Santiago, ha engañado a su nueva novia en menos de un
mes de relación
.
Recuerda lo siguiente: serás juzgado por las acciones de tus amigos.
A sus ojos, todos los signos negativos de tus amigos se concentrarán en ti.
Si le cuentas una y otra vez acerca de las salidas de solteros de tus amigos
(descontroladas, por cierto), ella podría inferir que
quieres volver a estar solo.
Y esto podría hacer que intente cortar todo contacto con aquellas malas
influencias.
En el peor de los casos, ella interpretará que andas pecando junto a ellos, lo que no hará nada
bueno en el rubro “confianza” dentro de la relación.

Aquella mujer que te abandonó
En algún momento, las parejas tienen que hablar de sus relaciones pasadas.
Es una de esas cosas molestas que caen del marco de las categorías de “intimidad” y “de
llegar a conocerse bien”.
La clave, en este punto, pasa por hacerlo en la forma más rápida y menos detallada
posible, ya que debes recordadr que hay cosas que ella no tiene por qué saber, especialmente acerca de tu pasado
.

No es necesario que te extiendas en detalles de cada una de las mujeres de tu vida, indicando por qué te gustaban e incluso qué te hacía sentir cada una en la cama.
Procura que sea bien sencillo: su nombre, cuántos años tenías en ese entonces, cuánto duró, y —si es necesario— por qué terminó.
Y por favor, no le digas nada de aquella mujer especial que te dejó con el
corazón roto.

Lo que tu mujer no necesita saber, sobre todo, es de esa señorita que alguna vez cambió todo en tu vida, y que hizo que cada una de las otras mujeres que conociste fuera juzgada según los altos estándares que ella estableciera en su momento.
Realmente hubieras querido que funcionara. Y si volvieras a cruzártela algún día, implorarías por una segunda oportunidad.
Bien; definitivamente será mejor que te guardes todo esto.

Miras porno algunas veces en la semana
La pornografía, gracias a la maravilla de la Internet,
está por todas partes
.
Han quedado atrás los días en que las revistas y los videos eran adquiridos en
embarazosas transacciones con hombres que parecían juzgarte por comprar la mercancía que ellos vendían.
Ahora, todo el espectro de gustos sexuales puede ser accedido con presionar nada más que algunas letras del teclado.
Claro que nunca deberás reconocer tu interés por la pornografía ante tu pareja.
La mayoría de las mujeres no se sienten cómodas ante la idea de que su hombre
pasa sus horas extras en el trabajo observando chicas de curvas pronunciadas y aceitadas, incluso cuando ellas se encuentren únicamente en la Web o en un disco
duro.

Desde luego, ella podría pensar que, ocasionalmente, te topas con algo de porno en la Web y echas un vistazo, casi de reojo.
Todos, cada tanto, podemos tener un poco de curiosidad en la vida.
No obstante, asegúrate que ella no sepa que observas pornografía en forma
periódica, cada vez que sale de casa para hacer las
compras, e incluso cuando va a su clase de aeróbic
.

Te gustaba su amiga primero

A veces pasa: los hombres terminan saliendo con la
mujer equivocada. Tal vez, alguna vez intentaste hablar
con una mujer y terminaste acostándote con su amiga
. O,
en una de esas, querías que tu mejor amiga te
presentara a esa compañera de la facultad llena de
curvas y de hermosa sonrisa, pero en su lugar terminó
presentándote a otra que no opuso resistencia
. Si todo
va bien en tu relación, ¿crees que tu novia deberá
conocer la verdadera historia?

No. Ella no lo verá como algo divertido. Ni siquiera se
sorprenderá cuando le cuentes acerca de todas las
coincidencias que hicieron que ambos estén juntos. Lo
que ella pensará es que no eres de confiar, y que podrías hacer cualquier cosa con una de sus amigas.
Sobre todo, tu mujer se sentirá molesta al saber que no fue ella quien atrajo tu atención en un principio.

Piénsalo por un instante: si ella te dijera que aquella
noche su intensión era hablar con otro hombre y terminó
contigo por una pura casualidad, ¿te sentirías contento?
Piensa antes de hablar
No todos los aspectos de tu pasado deben ser de público conocimiento.
No se trata de sugerir que construyas una doble vida o de engañar a una chica inocentona para que esté contigo. Sin embargo, resguardar ciertos detalles ayudará a que tu relación sobreviva. Y si ella intenta descubrir tus secretos, simplemente responde que “te gusta ser un hombre misterioso”.

No hay comentarios: